La Semana Santa ya ha acabado y con ello comienza la vuelta a la rutina, el trabajo y las obligaciones que nos ocupan. Si eres de las personas que los días de vacaciones se te han quedado cortos y estás pensando en otra escapada para relajarte, ¡Estás de suerte! Has llegado al sitio adecuado, ahora

Cualquier momento puede ser una buena ocasión para una escapada. Muchas veces puede que las obligaciones nos echen para atrás: rutina, cansancio… Pero romper con ello puede traer grandes beneficios para el espíritu. Y, una vez que te has decidido llega la gran pregunta ¿solo o acompañado? No se trata solo de pareja o amigos,