La magia de la noche del 5 de enero. Historia de los Reyes Magos

La magia de la noche de Reyes.

La magia de la noche del 5 de enero es sin duda, la noche más deseada por los niños. Nerviosos, con el corazón rebosante de ilusión, de sorpresa, de incertidumbre ¿Habrán recibido los Reyes Magos bien su carta? ¿Le traerán todos esos regalos que han pedido?

A la hora de irse a dormir la emoción y el nerviosismo es tal  que la mayoría, en el silencio de la noche, han oído el roce de sus capas de terciopelo y seda por el pasillo y algunos hasta el susurro de Melchor a Gaspar y Baltasar que se dieran prisa pues tenían que dejarle los regalos a todos los niños de España.

La historia de los Reyes Magos.

¿Sabemos realmente el origen de los Reyes Magos?

El primer indicio que conocemos sobre estos “magos” lo tenemos en el Evangelio de  San Mateo. Y digo “magos” porque es así como él se refiere a ellos, en ningún momento dice ni que fueran reyes, ni que fueran tres.

Antes del s.III d.C y según las iconografías del momento, los representaban sólo como personas pudientes, es a partir de este siglo cuando se comienza a hablar de reyes. Pero ¿y los nombres? porque San Mateo tampoco los nombra.

mosaico de san apolinar de rávena de los tres reyes magos

El “bautizo” de los Reyes Magos.

Los nombres por los que actualmente los conocemos Melchor, Gaspar y Baltasar vienen recogidos en un mosaico de San Apolinar el Nuevo (Rávena). Este mosaico es del s.VI d.C y se pueden ver a los tres magos con unos ropajes de estilo persa. Sus nombres aparecen escritos encima de cada uno de ellos y representando diferentes edades.

Tenemos que esperar hasta el s.XV para que el rey Baltasar aparezca con la tez negra así, además de representar las edades, también representan a las razas conocidas en la Edad Media. Melchor encarnará a la raza europea, Gaspar a la asiática y Baltasar a la africana.

Los “Magos de Oriente” y los Evangelios Apócrifos.

Como os comentaba anteriormente, en el Evangelio de San Mateo, da muy pocos datos sobre estos personajes, tenemos que irnos a los Evangelios Apócrifos donde se los describe con más exactitud y detalle.

El término “Mago” tenemos que interpretarlo como astrólogo, un sabio que estudia las estrellas y puede predecir acontecimientos. Según un manuscrito del s.XIII se tenía la creencia que estos Magos protegían de la epilepsia y para curarla sólo se tenían que acercar al oído del enfermo y susurrarle una breve oración y diciendo el nombre de los tres Reyes, de este modo quedarían curados.

Otra curiosidad es que el día 06 de enero en algunos lugares de Europa, y como protección, en las puertas de las casas y establos escribían las iniciales GMB para salvar a las personas y animales de cualquier mal que proviniera de brujas y demonios.

El “Auto de los Reyes Magos” una joya literaria.

En España también podemos decir que hemos aportado nuestro granito de arena a construir la leyenda de estos tres personajes. La obra, de autor anónimo, Auto de los Reyes Magos donde se narra la visita de estos tres Reyes al Niño Jesús, es además, una excepcional obra de la literatura española del s.XII y el texto teatral más antiguo que tenemos en lengua castellana.

Aquí tampoco se les llaman Reyes a Melchor, Gaspar y Baltasar, sino steleros, es decir, astrólogos. Estos sabios y magos que vieron esa señal en el cielo, una estrella que les guió a Belen, lugar donde sabían había ocurrido un gran acontecimiento.

El relicario de los tres Reyes Magos. Dreiköningschrein.

Muchos os preguntaréis que si es una leyenda la historia de los Reyes Magos, como que hay un relicario de ellos.

Pues sí, os resumo un poco la historia. Durante la Segunda Cruzada, el emperador  le regaló al obispo de Milán el sarcófago con las veneradas reliquias de los Magos que pertenecían a la emperatriz Helena, madre de Constantino I.

Estas reliquias fueron robadas por el emperador Federico Barbarroja que se las entregó al obispo de Colonia , todo esto ocurría en el año 1164.

La catedral de Colonia se construiría para albergar estas reliquias comenzando las obras en 1248 y finalizando 632 años después, convirtiéndose en la catedral gótica más grande de la Europa del Norte.

Actualmente el relicario de los Tres Reyes lo podéis ver y admirar detrás del Altar mayor de la Catedral de Colonia.

Consejos y recomendaciones para la noche de Reyes.

Este apartado va dedicado especialmente para los “peques” de la casa. Unos pequeños consejos para la noche más mágica del año.

  • Hay que limpiar bien los zapatos y dejarlos en la puerta de vuestro dormitorio.
  • Tenéis que dejar un cubito con agua y unas zanahorias para los camellos, pues llegarán sedientos y hambrientos.
  • Los Reyes también tendrán hambre y sed, así que para ellos una copita de anís y mantecados.
  • Y muy importante, hay que acostarse muy temprano, y si por la noche oís algún ruido en el pasillo o en el salón, no os levantéis serán los Reyes dejando vuestros regalos.

¡FELIZ NOCHE DE REYES MAGOS!

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba