Zawi ibn Zirí: el origen del Reino de Granada

El origen del reino de Granada

Si hablamos del origen del Reino o de la Taifa de Granada, ineludiblemente tenemos que hablar de nuestro personaje no granadino, Al -Mansur Zawi ibn Ziri ibn Manad as-Sanhayi, el primer emir de la dinastía Zirí en Granada. No sé si por la lejanía en el tiempo o porque su legado arquitectónico no ha llegado hasta nosotros como la ciudad de la Alhambra, es un personaje poco conocido.

Su llegada a la Península

Zawi nace en El Achir, una zona de la actual Argelia donde fue el señor después de su padre, un general del califato fatimí y de su hermano Buluggin ben Zirí. Llega a la península como mercenario militar bajo el mando de Almanzor,  háyib o chambelán del califa del Córdoba. Junto a él estuvo luchando hasta que el 12 de agosto de 1002 Almanzor muerte y se desata una guerra civil o fitna en el Al -Andalus.

Zawi y la fitna de 1009

Es en este año cuando Muhammad II se hace con el poder del Califato ayudado por bereberes. Zawi ibn Zirí fue a verlo al Alcázar pero no le permitieron la entrada. Al poco tiempo, en la zona de la «Rusafa», se saquearon varias casas de bereberes con los que esos se sintieron humillados y en comitiva, volvieron a solicitar una audiencia con el califa. Este les prometió ayudarles y resarcirles con dinero lo perdido o robado, pero la actitud de Muhammad II no fue todo lo amigable y conciliadora que ellos hubieran deseado. Humillados y despreciados por los cordobeses se van de la ciudad y deciden apoyar a otro candidato a califa, Suleyman al- Mustain.

Suleyman apoyado por los bereberes luchan en Córdoba contra el califa y ganan la batalla. Zawi aprovecha para ir a la casa del Chambelán, llamado Wadih de Muhammad II y le roba 50.000 dinares que estaban destinados a paga de los soldados.

El candidato y el califa vuelven a enfrentarse en una nueva batalla en Castillo del Vacar donde Suleyman es derrotado y huye hasta llegar a Algeciras, como venganza, el califa ordena una matanza de bereberes en Córdoba, al mismo tiempo que las tropas catalanas que luchaban al lado de califa y al mando de Ramón Borrel saquean la ciudad (os diré que las tropas castellanas eran aliadas de Suleyman).

Al poco tiempo vuelven a enfrentarse en la batalla de Guadiaro donde Muhammad II pierde. El chambelán, Wadih decide deshacerse del califa y pone al mando a Hisham II. El problema de este último califa surge cuando Wadih muere. Los visires, alfaquíes y nobles de Córdoba le piden ayuda a Zawi ibn Zirí pero este, por lealtad a Suleyman, declina la oferta.

 

Creación de la Taifa de Granada

El 9 de mayo de 1013, Suleyman se enfrenta a Hisham II este pierde y el poder pasa al mando del que se consideraba candidato al califato. En agradecimiento, Suleyman quiere recompensar a los bereberes y les da diversos territorios en el Al- Andalus. A Zawi ibn Ziri le entrega la Cora de Elvira (Granada) cuya capital era Madinat Ilbira.

Eran momentos convulsos y de gran inseguridad en todo el Al-Andalus por lo que Zawi le brinda apoyo y protección a la población de la Cora. Pero el lugar donde se encontraba asentada no era seguro y para defenderlo bien, decide trasladar el reino a Madinat Garnata, en la colina del Albaicín. Aquí comenzaría el reinado de Zawi que a los pocos años decide volver a Ifriquiya.

Decisión errónea y mortal

Hay una gran inestabilidad en el Al- Andalus y el emir quiere irse para gobernar en el emirato que allí había. En Granada le cede el poder a su hijo Buluggin ibn Zawis, pero es depuesto por el sobrino de Zawi, Habús ibn Maksán.

Una decisión errónea y letal, pues ni consigue gobernar y lo envenena en Argel otro rey zirí llamado Mahid.

Legado Zirí en la actualidad

Tras Habús reinó Badis, quizá el más famoso de todos. La dinastía terminó con Abd Allah, el nieto de Badis que es depuesto cuando llegan a la península los Almorávides.

De esta dinastía tenemos la suerte de que aún nos ha quedado algunos elementos urbanos. Parte de la Alcazaba Qadima, el alminar de la iglesia de San José, el Bañuelo, el puente de los Tableros y la muralla Zirí. Y algunas puertas como la Puerta de las Pesas, la de Monaita o la Puerta de Elvira.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

client-photo-1
Eva Balea
A Eva le apasiona viajar, conocer la historia y costumbres de otros lugares. Comenzó a trabajar como técnico en turismo en los años 90. En 2012 funda Balea Travel, una agencia cercana, donde sientes que hay detrás un equipo humano.

Comentarios

Deja un comentario